¿Tiene dificultades tu hij@ para relacionarse con los demás niños?

Quizás te encuentres en la situación que a continuación te voy a describir. Entonces, probablemente seas el lector ideal de este post. Si no, podrás compartirla con aquella persona en la que ahora estás pensando mientras lees.

Andrea, quieres ir un rato a jugar con tus amigos? No, ahora no me apetece, mamá. Prefiero estar en casa.

La misma pregunta y la misma respuesta se repiten día tras día, una y otra vez. Cada vez aparecen excusas más estrambóticas y a la vez, sin sentido…, para que las diga un niño de 8 años. Evita una y otra vez el contacto con sus iguales, rechaza estar a solas con ellos (sin tu presencia, observándole), es incapaz de jugar con un niño sin que él sea el que dirige la actividad. No quiere ceder durante el juego. No sabe resolver los conflictos con sus compañeros. Prefiere jugar en soledad, antes que acercarse a un grupo y pedirles si puede jugar con ellos. Le aterroriza la idea de enfrentarse a un grupo de niños que no conoce suficiente. Se niega a salir de tu cobijo protector. Si a tu hijo le ocurren algunas de estas situaciones que te describo…..¡OJO!, ¡algo está ocurriendo!

Si quieres podemos reflexionar juntos acerca de esta cuestión. A continuación te planteo algunas preguntas para comenzar.

¿Consideras que un niño necesita el juego para su buen desarrollo psicosocial?

¿Crees que es perjudicial para él que no desarrolle habilidades de relación con sus iguales?

¿Piensas que es positivo para él que sólo se relacione con adultos?

¿Crees que le ayudas protegiéndolo en exceso? 

Sabías que, las relaciones afectivas entre los niños, son indispensables para:

  • Un buen desarrollo de la autoestima
  • Fomentar el respeto y la tolerancia
  • Aumentar su autonomía e independencia
  • Aprender a resolver sus conflictos
  • Fomentar el apego, el cariño y el amor
  • Desarrollar habilidades comunicativas

¿Qué podemos hacer nosotros ante esta situación? ¿Cómo podemos ayudar a nuestro hijo a mejorar sus relaciones con los demás niños?

Primero y principal hay que saber QUÉ está pasando para que tu hijo reaccione así. En este sentido la comunicación sería el primer paso. Pregúntale si algo le preocupa, por qué no quiere jugar con los demás niños, si ha tenido algún problema con alguno y no sabe cómo resolverlo, si tiene miedo, si se siente mal por alguna circunstancia en particular. Siéntate con él, dedícale tiempo e intenta ganarte su confianza para que te cuente que le está ocurriendo.

Probablemente, en la base de todo, tengamos un problema de baja autoestima o autoconfianza. Quizás haya tenido una mala experiencia que le haya hecho encerrarse en sí mismo y no sepa resolver la situación. O tal vez, estemos ante un niño autoritario o egocéntrico que sólo quiere jugar con aquellos que responden a sus deseos y expectativas.

Sea el caso que sea, es importante que ayudemos a nuestros hijos a aprender a relacionarse con los demás de forma adecuada, con relaciones basadas en el respeto, la tolerancia y el cariño.

Algunas acciones a seguir para ayudar a tu hijo en este sentido son:

  • NO acentúes ni refuerces su comportamiento con sobreprotección.
  • Explícale los aspectos positivos que le reportará el juego con los demás.
  • Dependiendo de la edad, acompáñalo, durante períodos cortos de tiempo, en el inicio del juego con sus amigos.
  • Genera confianza en él mismo recordándole sus cualidades y aptitudes.
  • Valora los pequeños logros que vaya haciendo, es decir, si consigue estar un rato con sus amigos sin tu supervisión, valora este esfuerzo y ayúdale a marcarse un próximo reto.
  • Enséñale habilidades para la resolución de los pequeños conflictos que pueda tener con los demás.
  • Fomenta su independencia y autonomía a la hora de tomar decisiones respecto a la elección de sus amigos.
  • Ayúdale a ser tolerante y respetuoso con los demás.
  • Enséñale la importancia de la empatía para fomentar una amistad.
  • Explícale que ser asertivo y poner sus límites, le ayudará a tener confianza y seguridad en sí mismo.

Y por último, y no menos importante, no olvides que eres tú su modelo y su mayor aprendizaje, por lo que serás tú, con tus acciones y con tu forma de comportarte, quién le enseñe cómo ser y actuar con sus amistades.

¿Crees que este contenido puede ayudar a más gente? ¿Puede serle útil a alguien que conozcas? Pues adelante, COMPARTE y dale a ME GUSTA. Y si tienes cualquier duda, ponte en contacto conmigo y lo resolveremos juntos.i

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s