¿Sabes gestionar los pequeños conflictos del día a día?

Hace tiempo decidí, que mi postura ante las disputas cotidianas no debían suponer en mí un desconcierto ni ocupar demasiado de mi tiempo en resolverlas.

Reflexioné acerca de cuál era mi actitud, mis pensamientos y sentimientos ante esas situaciones. Cuán fue mi sorpresa, al encontrarme de sopetón con mi parte egocéntrica. Ahí estaba, mirándome fijamente, a la que yo siempre había obviado, esa que creía que ocupaba escalones muy bajos en mi vida….apareció grande y fuerte.

Entendí entonces, que si no salí de mi YO, si o cambiaba la percepción de esas situaciones conflictivas, jamás podría darles otro sentido en mi vida. Así comencé a ESCUCHAR con los cinco sentidos a las personas implicadas, a tomar conciencia de sus argumentos y sentimientos y a QUERER poner fin a todo aquello que suponía una pérdida de tiempo y energía en mi día a día.

Etimológicamente, la palabra conflicto viene del latín conflictus  formado por el prefijo CON (unión, convergencia) y FLICTUS (golpe). Por lo tanto, estaríamos hablando de “el golpe junto” o ” el golpe entre varios”.

Entendemos, entonces, que el conflicto es inherente a los grupos de personas y por lo tanto, también en los equipos organizacionales o formación social. Siempre se ha interpretado el conflicto como algo negativo y con dificultad de solución, pero las últimas referencias de los expertos al respecto se inclinan por una postura constructivista y de oportunidad de superación y crecimiento.

Yo me abandero firmemente por esta última tendencia, pues creo que es imprescindible que en estos tiempos que corren, creamos en la capacidad del ser humano de superar los retos y las adversidades desde el positivismo y la creencia del “yo soy capaz”.

Por eso, considero que cuando te encuentras en una situación de enfrentamiento, que no sabes gestionar, y que se repite una y otra vez en tu día a día, en distintas formas y contextos. Es fundamental, PARAR, ESCUCHAR, cambiar de PERSPECTIVA y TENER LA VOLUNTAD de  mejorar y aprender.

Te invito a que pruebes las mieles del aprendizaje de uno mismo y de los demás. Y sobre todo, te animo a que decidas vivir una vida SIN MIEDOS.

¿ME ACOMPAÑAS?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s